¿Tener las piernas gruesas ayuda a tener un corazón sano?

Botero
   A las mujeres les disgusta tener las piernas gruesas, pero un nuevo estudio indica que la grasa de esta parte del cuerpo puede prevenir cardiopatías, lo cual explicaría por qué el cuerpo tiende tanto a retenerla, por mucho que sudemos en un gimnasio. "Antes creíamos que toda la grasa era dañina", señala Rachael Van Pelt, de la Universidad de Colorado en Denver. La diferencia radica en el lugar donde se almacena. La grasa abdominal propicia las cardiopatías. En cuanto a la de las piernas, Van Pelt midió tasas de insulina y triglicéridos (grasas que implican peligro) y otros factores de riesgo de cardiopatía en 95 mujeres; aquellas con excesiva grasa en las piernas, sin importar su cantidad de grasa abdominal, tenían menos triglicéridos en la sangre y, por ende, menos riesgo de sufrir cardiopatías. (La grasa de las piernas parece retener triglicéridos sanguíneos.) Quizá en un futuro llegue a haber fármacos que ayuden a la grasa abdominal a actuar como la de las piernas.