¿Qué persona bajó a la mayor fosa oceánica?

Jacques Picard
   La fosa submarina más profunda es la de las islas Marianas, en el océano Pacífico. La profundidad del agua alcanza en algu­nos sitios más de 11 000 m.
   Fue en esa sima vertiginosa donde el suizo Jacques Piccard y el norteamericano Donald Walsh decidieron bajar a bordo del ba­tiscafo Trieste, una cápsula de 2 m de diámetro, construida con un acero muy resistente y de 12 toneladas de peso.
   El 23 de enero de 1960, el Trieste fue bajado al mar y comen­zó su descenso. Al cabo de 100 m la luz del día ya no penetró en el agua: el batiscafo se deslizaba en la oscuridad total, alumbra­do solamente por sus faros.
Poco a poco, la temperatura del agua baja, los peces se van haciendo más escasos y la presión, es decir la fuerza ejercida por el agua sobre las estructuras del Trieste, aumentaba peligrosa­mente .
Al cabo de cuatro horas y media, la cápsula tocó el fondo, a 10 916 m. La temperatura del agua era de 3 °C y la presión de más de una tonelada por centímetro cuadrado.